Katherine Heigl, con la cara partida por defender al vapor

Formando parte del reparto de ‘Anatomía de Grey’ la actriz fue pionera en el uso del e-cig

Katherine Heigl
Katherine Heigl muestra su cigarrillo electrónico en el show de David Letterman. /YOUTUBE

La actriz norteamericana Katherine Heigl luce en su currículum personal una cicatriz muy especial. Una marca, en su momento profunda, que le quedó como consecuencia de no tener reparos en defender las causas que ella entiende justas. Y el vapeo siempre fue una de ellas, lo que le causó el padecer un aluvión de críticas en un momento en el que la actividad estaba desperezando. La de Utah se posicionó en favor del cigarrillo electrónico y eso supuso que le partiera la cara, metafóricamente hablando, un sector de la sociedad estadounidense inmaduro, reaccionario. El mismo que quizás le aplaudía entonces por formar parte del reparo de la serie ‘Anatomía de Grey’.

Aproximadamente todo surgió (véase AQUÍ) en septiembre de 2010, que es cuando la artista de origen irlandés y alemán fue invitada al programa Late show with David Letterman. Y es que fue en ese extinto espacio de entrevistas de la cadena CBS donde la intérprete contó que había conseguido dejar el tabaco gracias al vaporizador, que por entonces causaba ciertos recelos. «Sientes que estás fumando», dijo Heigl a Letterman. «Tienes el hábito de esto», añadió llevándose la mano a la boca, «pero en vez de humo, expulsa el vapor de agua para que no hagas daño a nadie a tu alrededor y no te hagas daño a ti misma», comentó con total seguridad. Pero claro, sin esperar, que iba a caer sobre su imagen pública la espada de Damocles. Porque lo cierto es que no fueron pocas las autoridades sanitarias las que pusieron en tela de juicio sus argumentos.

«La inhalación en tubos de plástico puede ser cancerígeno», dijo el Doctor Len Horovitz, del Hospital Lenox Hill de Manhattan. “Los cigarrillos electrónicos no son una buena forma o una forma aprobada de dejar de fumar», añadió con llamativa celeridad el Dr. Jonathan Whiteson, director médico del programa de bienestar y rehabilitación cardíaca en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York. Un reputado galeno que así se puso a la cabeza de otros muchos críticos, quienes pasaron por alto otras aseveraciones de Heigl que el tiempo ha demostrado que iban muy en consonancia con las consecuencias ya reconocidas del vapear.

Porque lo cierto es que lejos de achantarse por la avalancha de ‘palos’ recibidos, la actriz se envalentonó. De hecho, en una entrevista que concedió casi de manera inmediata a la revista Parade, Heigl, convertida por entonces en un ‘animal’ de feria, se reafirmó en sus planteamientos. Y así demostró que estaba dispuesta a seguir en la línea que había emprendido hacía siete meses por mucho que a la sociedad, o mejor dicho, a parte de la sociedad, no le hiciera gracia lo que estaba haciendo. «Sé que es ridículo, pero el ‘vaping’ me está ayudando a no fumar cigarrillos reales», zanjó quien había fracasado en el intento de alejarse del vicio tomando chicles y parches de nicotina.

SÍGUENOS EN:

Facebook:  EL VAPEADOR.ES

Twitter: EL VAPEADOR.ES

Facebook:  OIL4VAP

Instagram: OIL4VAP

Youtube: OIL4VAP-OFICIAL

Vaffle: OIL4VAP (Regístrate y búscanos)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here