Carcedo estuvo en Nueva York antes de ‘manchar’ al vapeo español con los sucesos de EEUU

A finales de septiembre viajó junto al presidente Pedro Sánchez a la ‘Gran Manzana’, donde se presume que pudo haber obtenido información de primera mano

Algo huele muy mal. Ojo al dato, que diría aquel. La ministra de Sanidad en funciones del Gobierno español, María Luisa Carcedo, estuvo en Nueva York antes de que este lunes se presentara en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) con una premisa sobre el vapeo que no se sabe si fue equivocada (lo que sería preocupante) o interesada, lo que incluso sería peor ya que supondría una auténtica barbaridad.

«Es perjudicial, lo sabemos y conocemos datos de otros países como Estados Unidos donde se han producido ya en torno a 18 fallecimientos (en realidad van 26) vinculados al consumo del cigarrillo electrónico», dijo la ministra asturiana el lunes justo antes de reunirse con las Comunidades Autónomas. Y sólo semanas después de que estuviese en la ‘Gran Manzana’, donde se presume que pudo haber conocido de primera mano que la crisis de salud que se ha desatado en el país de las oportunidades ha llegado como principal consecuencia de la inhalación de marihuana procedente del mercado ilegal, no del vaporizador. Al menos, Carcedo tiempo de sobra tuvo para documentarse. O para enterarse bien de qué iba la vaina si es que de verdad le interesaba saberlo.

Y es que tomen nota. Del 22 al 27 de septiembre la ministra de Sanidad estuvo en Estados Unidos junto al presidente del Gobierno Pedro Sánchez. En la expedición socialista, que estuvo justificada, entre otros particulares, por la participación del jefe del ejecutivo español en la Cumbre del Clima de la ONU, que tuvo lugar en Nueva York, también se integraron el ministro de Exteriores, Josep Borrell y la titular de la cartera de Transición Ecológica, Teresa Ribera.  Y es fácil concluir que todos ellos tuvieron margen no sólo para cumplir con sus obligaciones protocolarias, sino que también para saber más de temas que atañen a sus carteras.

Cierto es que las confirmaciones policiales y sanitarias de que el cannabis del mercado negro estaba tras muchas de las muertes y las afecciones pulmonares detectadas en los Estados Unidos tuvieron lugar pocos días después de que la ‘delegación española’regresara. Pero no es menos cierto que ese tipo de informaciones tan sensibles sólo trascienden a la opinión pública una vez son conocidas de sobra por las autoridades políticas del lugar, en este caso los ‘colegas’ americanos de Carcedo. Y que desde entonces hasta el lunes la ministra tuvo suficientes días para documentarse mejor.

El origen de todo

Pero es que hay otro dato que no conviene olvidar ahora que Carcedo se acuerda de lo sucedido en los Estados Unidos para justificar que se haya convertido en toda una activista contra el vapeo. Y es que fue el pasado 13 de agosto, momento en que la crisis de salud en el país de las oportunidades no había tomado relieve, cuando en declaraciones tomadas por la agencia EFE dejó claro que lo suyo no era el vapeo, que quería equiparar los vaporizadores a los cigarrillos tradicionales. Y todo, a cuenta de su pretensión de que no se permitiera fumar en terrazas públicas. Aunque quizás entonces en lo que estuviera pensando la socialista fuera en el Champix, el medicamento de Pfizer que ha impulsado tan firmemente.

 

SÍGUENOS EN:

Facebook:  EL VAPEADOR.ES

Twitter: EL VAPEADOR.ES

Facebook:  OIL4VAP

Instagram: OIL4VAP

Youtube: OIL4VAP-OFICIAL

Vaffle: OIL4VAP (Regístrate y búscanos)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here