Carcedo desoye a las autoridades sanitarias que le piden que ponga más caro el tabaco

"Si hubiera que tomar una única medida para combatir el tabaquismo sería la subida del precio del tabaco", ha comentado Andrés Zamorano, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo

Estanco
Imagen frontal de un estanco. /FOTO. http://loteriasytabacos.com

Lo de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social María Luis Carcedo es, cuanto menos, digno de estudio. Para un profundo análisis y una reflexión meditada. Tomen nota: resulta que estando el Gobierno en funciones, con todo lo que ello implica, la asturiana decidió dar luz verde a la campaña ‘El tabaco ata y te mata’, que tomó forma en septiembre. Y resulta, que, se supone, la dirigente puso en marcha esta campaña con el fin de reducir a la mínima expresión la práctica del pernicioso hábito, mientras de paso equiparaba al cigarrillo convencional con el electrónico en lo que ha resultado ser un auténtico palo para el sector del vapeo español.

Pues bien, ahora que la ministra tiene la oportunidad de darle un ‘toque de gracia’ a las cajetillas de tabaco, recula. Vamos, no da el paso. El VAPEADOR.ES ya informó que Carcedo se había mostrado esquiva a subir el precio de las mismas por vía de los impuestos declarando que «ese es un melón está cerrado». Pero es que encima, Carcedo no quiere escuchar ahora a los que se presume que son sus aliados en la lucha contra el tabaco. Y es que la asturiana se ha mostrado impasible ante las más que elocuentes declaraciones del presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo Andrés Zamorano, quien ha reseñado en Con Salud que «si hubiera que tomar una única medida para combatir dicho vicio sería «la subida del precio del tabaco».

Y claro, esta es la llamativa contradicción de quien está siendo objeto de numerosas críticas por la celeridad con la que se ha apresurado a aprobar en menos de un mes un total de tres medicamentos entre los que se incluye el Champix. Y es que no se puede olvidar que el 10 de noviembre hay elecciones generales y que, a priori, lo lógico sería que fuera el nuevo Ejecutivo quien tomara esas medidas de tanto calado.

El caso es que esta circunstancia está teniendo lugar después de que Carcedo no haya querido aprovechar en su ‘lucha’ contra ¿su enemigo? el tabaco el hecho de que Bruselas haya decidido subir los aranceles a productos como los cigarrillos norteamericanos en réplica a la guerra comercial iniciada por el presidente estadounidense Donald Trump.

Y el caso es también que esta circunstancia en la que tanto desconcierta la postura de Carcedo está coincidiendo en el tiempo con el hecho de que la sociedad Myblu Spain SL, haya anunciado que estudia irse a los tribunales después de que el Gobierno rechazara su solicitud para que se retire o modifique la campaña institucional del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ‘El tabaco ata y mata. En todas sus formas’. Sin duda, una amenaza velada, a la espera de que se materialice en acciones juidiciales, que puede hacer temblar a cualquiera. Y es que esta sociedad,  Myblu Spain SL, es descendiente de la tabaquera Imperial Brands, la cual tiene muchísimo peso y poder. Y claro, eso hace que no sea un rival deseable para nadie, incluso para alguien como María Luisa Carcedo.

Otras informaciones complementarias del asunto:

Carcedo vuelve a la carga al señalar que trabaja en añadir «los nuevos dispositivos» a la legislación del tabaco

Carcedo titubea en darle un gran golpe al tabaco después de que Bruselas le vaya a atizar subiéndole los aranceles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here