El retroceso de Donal Trump en las prohibiciones. ¿Electoralismo?

Trump retrocede en el las prohibiciones por la presión del sector y su posible debacle electoral

El mundo del vapeo se encuentra en pleno proceso de transformación. Hace unos días se hizo pública la noticia de que Trump había dado marcha atrás a la decisión de prohibir los sabores en los líquidos para vapear.

Todo apunta a que la principal motivación es que más de 150.000 puestos de trabajo dependen directamente de la industria del vapor y Trump teme que los despidos lastren los buenos datos del paro con los que cuenta su gestión. Esto será una baza muy importante del partido republicano, que encabeza Trump, de cara a las elecciones de 2020.

La presión ejercida por la manifestación del pasado 9 de Noviembre en Washington bajo el lema «#IVapeIVote» atrajo a vapeadores de todo Estados Unidos, tanto usuarios como profesionales del sector.  Se manifestaron para advertir a Trump que los vapeadores no están dispuestos a permitir que se prohíba una práctica legal y regulada tras los negligentes acontemientos causados por el consumo de productos ilegales adquiridos en el mercado negro.

Tras largas conversaciones con sus asesores, Trump fue advertido de los riesgos de la prohibición de cara a la reelección. El voto de los vapeadores podría ser decisivo en aquellos estados con mayor capacidad para decantar la balanza, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

Sin embargo, pese al bloqueo de la prohibición a nivel nacional, algunos estados podrían crear sus propias prohibiciones, como es el caso de Ohio que está valorando seriamente esta posibilidad.

En contrapartida, su vecino Canadá, está barajando nuevas regulaciones que sustituyan a las actuales prohibiciones, de forma que el mercado del vapeo canadiense se convierta en un mercado regulado, muy similiar al Europeo. En British Columbia se están planteando medidas como el límite de 20mg/mL en la nicotina, limitar la venta de líquidos de sabores a los establecimientos permitidos o añadir nuevas advertencias y avisos.

Por ahora la guerra entre detractores y vapeadores continúa también en Norteamérica. Desde España debemos seguir muy de cerca los acontecimientos que puedan suceder en EE.UU., pues en este mercado tan globalizado estos cambios afectarán, sin duda alguna, a nuestro mercado.

Agradecemos a Álvaro Parra su colaboración para este artículo.

Síguenos en:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here