abril 22, 2021

El Vapeador.es

El primer diario de vapeo en Castellano

2050 podría ser el principio del fin del tabaquismo

El uso de vaporizadores personales en países en vías de desarrollo podría hacer disminuir a cero en los próximos treinta años a medida que los fumadores dejen ese hábito o cambien a productos alternativos según un nuevo informe.

El tabaquismo podría desaparecer en 2050 en Estados Unidos, gran parte de Europa, Australia y grandes regiones de América Latina si la tendencia decreciente que se observa en las últimas décadas continúa. Estas conclusiones son las extraídas por Adam Spielman, analista de Citi, la mayor empresa de servicios financieros del mundo. Este análisis muestra lo importante que es para las grandes tabacaleras armarse con alternativas competitivas a los cigarrillos tradicionales. Esta previsiones justificarían los movimientos de las últimos años de las tabacaleras para introducirse en el mercado del vapeo a toda costa; además de las costosas y numerosas inversiones que están haciendo en I+D en vapeo.

La industria ha experimentado algunos de los mayores cambios en su historia: la cantidad de menores de edad que actualmente fuman se ha reducido en casi tres cuartas partes en los últimos 20 años, el consumo de tabaco entre los hombres esta disminuyendo por primera vez desde que se tiene registro y el volumen de cigarrillos ha estado cayendo de forma sostenida durante décadas.

Philip Morris International Inc., fabricante de los cigarrillos Marlboro y Chesterfield, también ha señalado que los cigarrillos podrían comenzar a quedar obsoletos dentro de una década.

La compañía intentó tomar la delantera con su producto alternativo, IQOS. Este es un dispositivo para consumir tabaco «sin combustión» reduciendo, teóricamente, las sustancias nocivas emitidas por el cigarrillo debido a la combustión. IQOS está suponiendo en la actualidad casi una cuarta parte de sus ingresos de productos sin combustión, lo que ha provocado una carrera con rivales como British American Tobacco Plc para convencer a los fumadores de consumir productos libres de humo como el vapeo y las bolsas de nicotina de consumo oral (Snush).

Por otro lado, Altria Group Inc. es el más atrasado en este informe, ya que aproximadamente 82% de su negocio aun proviene de los cigarrillos, dijo Spielman. Y pese a que cuenta con inversiones en alternativas, la compañía no siempre tiene control sobre ellas, ya que la tecnología de vapeo que posee es a través de una participación en Juul Labs Inc. y su exposición a la categoría de tabaco calentado sin combustión es solo mediante la comercialización del producto IQOS, de Philip Morris.

Sin embargo, los productos de ultima generación han desacelerado la reducción del uso de nicotina en muchos mercados y posiblemente lo han revertido en algunos, escribió Spielman.

En países como China, Francia y Rusia, es probable que el consumo de cigarrillos siga siendo común todavía en 2050. «Las tendencias actuales no sugieren un mundo sin cigarrillos», dijo Spielman.