junio 21, 2021

El Vapeador.es

El primer diario de vapeo en Castellano

Escasea el PG ¿Se verá afectado el vapeo?

Desde principios de 2021, el tejido industrial europeo se ha visto afectado por escasez de materias primas para el funcionamiento normal de su actividad. Han sido diversos ámbitos los afectados, desde la fabricación de productos de electrónica, como componentes para maquinaria industrial y de consumo, la industria plástica de forma generalizada, la petroquímica y la química industrial. Estos tres últimos ámbitos responden a un mismo origen aunque la consecuencias y periodos de afección hayan sido diferentes.

Según Plastics Information Europe (PIE), los transformadores de plásticos europeos están sufriendo la falta de materias primas plásticas y el encarecimiento de las mismas. De hecho, los precios no han parado de crecer desde que comenzó 2021 y se acercan a máximos históricos. En este sentido PIE informa que los cuellos de botella en la producción de plásticos y sus productos intermedios, en algunos casos, han reducido la cantidad disponible hasta la mitad de la cantidad que normalmente se encuentra en el mercado.
En la industria del vapeo, esta afección afecta de manera muy directa y considerable a todos los productos, especialmente a los líquidos. El uso del plástico en el Hardware es considerable, aunque esta tendencia se fue reduciendo en los últimos años con el fin de ofrecer una importante mejora de calidad. Sin embargo, en el mercado de líquidos, la tendencia fue contraria. Se dejaron de usar botellas de cristal, pudiendo así reducir el coste de producción. Hasta este momento como se puede observar en esta gráfica que indica la fluctuación del precio del plástico y el termoplástico en Europa.

Los productores de líquidos para vapeo se enfrentan ahora a un mercado especialmente complejo. A este encarecimiento indirecto de las botellas se une un incremento del precio de las materias primas para la elaboración de líquido. Hablamos, especialmente, del propilenglicol el cual ha sufrido un incremento de entre un 30% hasta un 80% por el momento. Las previsiones no son nada halagüeñas y todo apunta que siga aumentando de precio, esperando que el techo de incremento pueda llegar hasta el 300% de su precio de partida.

La producción de este insumo corresponde mayoritariamente a Estados Unidos, China, India y Corea del Sur. Estos 4, surten entorno al 90% de la demanda mundial. El mercado Europeo se nutre esencialmente de la producción estadounidense la cual se puso en jaque tras una fuerte tormenta invernal que cogió por sorpresa a estados unidos en febrero de este mismo año. Esta tormenta provocó graves daños por heladas en las zonas menos preparadas afectando gravemente a la industrias energética y petroquímica, llegando a dejar a más de 1.500.000 personas sin electricidad durante todo el invierno. Este parón productivo ha producido una reducción en la oferta mientras la demanda se mantenía e incluso crecía por la fabricación de las vacunas frente a la COVID-19. Esta gran descompensación de oferta/demanda se ha traducido en el gran aumento de precios del que hablamos. Incluso la propia glicerina ha sufrido un aumento de precio a raíz del parón generalizado en la industria petroquímica americana.
Se estima que esta parte del sector no se estabilizará del todo hasta finales de 2021.

¿Repercutirá esto en el PVP de los líquidos?

La respuesta es especialmente compleja y no puede ser rotunda. La información a la que hemos podido tener acceso desde El Vapeador, dentro del mercado español, apunta a que esta subida no se verá repercutida en el cliente. Por el momento, los principales productores de líquidos y bases nacionales están absorbiendo una parte de este incremento, mientras que la otra la están repercutiendo a los profesionales (distribuidores y tiendas). Si en este paso intermedio, distribuidores y tiendas pueden absorber parte de este incremento, no debería llegar a repercutir en el cliente final.
En el peor de los casos, este incremento creemos que puede llegar a tener repercusión en el PVP a baja escala, lo cual esperamos que no suceda.