diciembre 2, 2021

El Vapeador.es

El primer diario de vapeo en Castellano

GLOSARIO SOBRE EL CBD I – La familia Cannabis

El mundo del CBD, como ya hemos mencionado en otros artículos, esta viviendo en estos momentos una gran popularización. Este aumento de su popularidad en buena parte es debido a la desmitificación que se ha producido en en los últimos años, venida de la mano de científicos, influencers, divulgadores… Y evidentemente, este crecimiento a suscitado nuestro interés.

Todo ello unido nos está marcando una clara línea de publicaciones, pues creemos que es el momento de formar, informar y aclarar conceptos sobre la materia. Esta línea sigue nuestro afán divulgador y formativo con una base fundamentada, en este caso, en la evidencia científica.

En esta entrada buscamos aclarar conceptos básicos para todos los interesados en el mundo del CBD. Seguro que has oído hablar de términos como «Terpenos», «Cannabinoides»… Y no terminas de saber con exactitud de que se trata en cada caso. Hoy hablaremos sobre los principales conceptos asociados a la familia de planta Cannabis.

Conceptos básicos

Antes de entrar en materia debemos conocer perfectamente estos conceptos.

CBD: Es la abreviatura del Cannabidiol, un compuesto que se encuentra en la flor resinosa de la plantas de la familia Cannabis. Este compuesto se caracteriza por tener diversas propiedades terapéuticas y no producir efectos psicoactivos. Es un fitocanabinoide propio de las plantas Cannabis y no se encuentra en ninguna otra en la naturaleza. A nivel legal, el CBD es una sustancia permitida en casi todo el mundo, pero escasamente regulada. Por este motivo, su comercialización, formatos de presentación etc… Pueden variar mucho dependiendo del país de origen. El CBD está estrechamente relacionado con otro fitocannabinoide el THC.

THC: Es la abreviatura del Tetrahidrocannabinol, un compuesto también presente en la flor resinosa de las plantas de la familia Cannabis. Este compuesto se caracteriza especialmente por sus efectos psicoactivos, aunque estos no sean los únicos. Es un fitocanabinoide propio de las plantas Cannabis y no se encuentra en ninguna otra en la naturaleza. A nivel legal, el THC es una sustancia que se encuentra bajo estrictas regulaciones (e incluso prohibido) debido a su potencial psicoactivo. En la Unión Europea, es legal comercializar productos para uso externo que contengan concentraciones de THC inferiores al 0.2%. Existen algunos países, que son la excepción, que han legalizado y regulado el uso de Cannabis con cualquier concentración de THC. El ejemplo más claro es Holanda.



Sobre la planta

El CBD se extrae de una variante concreta de una familia de plantas. Esta variedad es, en la mayoría de casos, la Cannabis Sativa Sativa. Esta este grupo de plantas aúna las cepas con mayor cantidad de CBD y menor concentración de THC (<0.2%). Además, la Cannabis Sativa Sativa, posee otras características que la hacen una planta muy versátil. Es una planta muy fibrosa, lo que la ha hecho ideal para elaboraciones textiles e incluso de papel, en la antigüedad. En las últimas décadas también se está empleado en la elaboración de plásticos biodegradables y bio-combustibles. Su uso cosmético, debido a sus propiedades como antioxidante, hiperhidratante, nutritivo…, esta siendo uno de los motores principales para desmitificar y normalizar su uso. Incluso la industria alimentaria, a través de la obtención de alimentos como la proteína de cáñamo, el aceite o las semillas, sigue esta línea normalizadora.



Existen otras dos variantes o razas con las que no debemos confundir la Cannabis Sativa Sativa. Estas son la Cannabis Sativa Rudelaris y la Cannabis Sativa Índica.

La Cannabis Sativa Ruderalis, una variedad que crece sobre todo en el Sur de Siberia y norte de Kazajistán, se emplea mucho para fabricar inciensos y esencias de manera artesanal. Además, por su alto contenido en CBD, también tiene un uso medicinal. No suele ser empleada en la industria del CBD porque su contenido en THC (por del de C.S. Sativa) encarece el proceso de obtención de este.

La Cannabis Sativa Indica es popular por su uso recreacional (>+0.2% THC) y terapéutico, siendo cada vez más utilizada para la elaboración de aceites con mucho contenido de CBD y THC en países como los estados unidos y Canadá.

Variedades de Cannabis y usos. FUENTE: The Beemine Lab


Taxonomía

El sistema de clasificación internacional por taxonomías, es una compleja agrupación en la que se organizan y clasifican todas las especial de seres vivos conocidos, agrupando o aunando estos por características compartidas o similitudes genéticas. Para comprender y entender mejor el CBD nos vamos a ayudar de esta clasificación.

Dentro del Superorden Rosales se encuentra el Familia Cannabaceae, junto con otros 6 órdenes más.

A su vez, Familia Cannabaceae, se divide en 8 familias, entre las cuales se encuentra la Género Cannabis, la cual comparte nivel de clasificación con plantas como lúpulo, el almez o varias especies de rosales y geranios ornamentales. Bajo la familia Cannabis se encuentra las Especies Cannabis Sativa, Cannabis Rudelaris y Cannabis Índica.

De estos tres géneros, ninguno de ellos, como tal, son los que conocemos popularmente. Las sub-especies que conocemos y son usadas, sea cual sea su fin, provienen de diversos cruces que se han ido realizando entre las especias Cannabis Sativa y Cannabis Índica fundamentalmente. Por ello, la designación correcta para las plantas a las que nos vamos a referir en los próximos artículos es Cannabis Sativa Sativa o Cannabis Sativa Índica (en función de si el cruce es entre la misma sub-especie o es una cruce de sub-especies)

Taxonomía y representación del cruce