abril 22, 2021

El Vapeador.es

El primer diario de vapeo en Castellano

POZNAN POL - AUG 2 2017: Envelopes of 3 most popular courier services in the world: UPS FedEx and DHL

Desde la reciente toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, los ataques al vapeo se han intensificado.

El servicio postal de Estados Unidos (USPS), ha sido la última gran empresa de transporte internacional en anunciar su veto a los «vape mail». De esta forma se suma a FeDeX y DHL en la lista de grandes courier que vetan o restringen considerablemente el envío de productos de vapeo o relacionados con este. Con este veto, se estima que la cantidad de envíos afectados de forma directa rondará los cerca del millón por mes.

USPS. Solo 120 días para adaptarse.

La modificación de la Ley de Gastos Ómnibus Federal obliga a que el Servicio Postal de Estados Unidos desarrolle los mecanismos pertinentes en los 120 días siguientes desde la aprobación para prohibir la entrega de productos de vapeo por correo en EE.UU. Esta modificación incluye: líquidos con o sin nicotina, líquidos de/con cannabis, líquidos con CBD, aromas destinado a vapeo e incluso dispositivos. Todo para cortar al 100% el suministro de vapeo
La regulación vigente por la que rige USPS permite el envío de cigarrillos y tabaco sin humo entre profesionales de cualquier nivel, quedando excluido el cliente final. Si esto se aplicase al vapeo estos tres gigantes del transporte del mercancías dejarían sin servicio a todos los clientes finales, lo que supondría una gran caída de la venta on-line internacional.

Los vendedores también se verán obligados a acatar la PACT (Acta para la prevención de tráfico de tabaco). Para ello, se verán obligados a seguir un protocolo de prevención (verificación de edad del cliente, información de las transacciones que realizan con todos los datos de la misma, incluidos los personales), figurar en un acta de registro de comerciantes, mantener registros de todas las transacciones durante al menos 5 años y una larga lista que trabaría y dificultaría la fluidez del comercio.



FedEX. Su fin llegará el 1 de marzo de 2021.

la compañía y aerolínea estadounidense especializada en transporte internacional de carga, FedEx, anunció recientemente que a partir del 1 de marzo de 2021, la compañía prohibirá en todas sus redes, el envío de productos relacionados con el cigarrillo electrónico .

Stanislas Cholet, director de ventas de Eliquid France, envió un correo electrónico de la empresa a nuestro equipo editorial:

«Confirmo que a partir del 1 de marzo de 2021, FedEx prohibirá, en todas sus redes nacionales e internacionales, los envíos de todos los cigarrillos electrónicos y sus componentes, o cualquier otro dispositivo similar que dependa de la vaporización o aerosolización, y cualquier líquido no combustible. o gel, independientemente de la presencia de nicotina, que puede usarse con dicho dispositivo. 

Si se identifica un envío no autorizado de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo en una red de FedEx durante el proceso de manipulación, se tratará como un artículo prohibido de acuerdo con la política de FedEx.

Lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda ocasionar a su negocio ” .

Esta decisión de FedEx ya se mencionó cuando a principios de este mes se implementó una nueva ley que prohíbe el envío de productos de vapeo a través del Servicio Postal de EE. UU . Hoy está oficialmente confirmado.


DHL limita el envío de sus principales envíos de vapeo

De acuerdo a la web Discount Vape Pen, la razón de dicha decisión se debe a un incendio reportado en uno de sus pabellones al haber explotado una batería de algún cigarro electrónico. Del mismo modo se amplia la limitación a los e-liquidos dado que entran dentro de la categoría que ellos llaman, “Materiales Combustibles”.

Por otra parte, los demás productos como boquillas, atomizadores, accesorios no entran dentro de esta restricción y serán enviados con normalidad.

En gran medida esta noticia afecta a los importadores, proveedores y tiendas que utilizan estos canales de envíos “rápidos” para abastecer su stock en España, lo que significará que tendrán que buscar otras alternativas.



FUENTES